Crónica Cerro Lechuza

Con motivo de la meteorología pronosticada para este día en Peñalara, nos vimos obligados a cancelar la ruta programada a la Laguna de los pájaros y tomar una ruta alternativa. Amaneció nevando y con bajas temperaturas, pero eso no detuvo a nuestros valientes senderistas y nos embaucamos en una nueva aventura camino de Cerro Lechuza. Ciertamente, en Collado Villalba el panorama meteorológico era bien distinto y, además, se abría paso el sol a ratos entre las nubes conforme avanzaba la mañana. Y así, con buen paso y buena conversación llegamos a través de jaras, enebros y pinos entre otros, hasta la chorrera del covacho, la cual bajaba casi sin agua. Poco después, tras presenciar muy cerca tres buitres sobrevolándonos y posándose en las piedras, alcanzamos nuestro destino. Una gran roca con forma de lechuza. Bonitas vistas panorámicas de los alrededores, algo inexplorados por nosotros, cuyas formas graníticas inspiraron nuestra imaginación. Tras el imperdonable bocadillo, emprendimos la vuelta por la cara norte para regresar de manera circular. Numerosas huellas y otras muestras de jabalíes y otros animales llamaron nuestra atención. Una vez más, una bonita ruta en buena compañía.