Crónica Cerro Lechuza. La meteorología ha obligado a variar la salida (de nuevo)

Una vez más, decidimos cambiar la ruta debido a la climatología. Estaba programado ir a La Chorranca, Valsaín, pero ciertamente la lluvia se cernía con más intensidad en aquella zona de la sierra. Por lo que decidimos ir a Cerro Lechuza, para ir sobre seguro y dar pie a que lo conociesen los que no tuvieron la ocasión de venir la última vez. Así pues, nos embarcamos 13 senderistas con algunas caras nuevas hacia una nueva aventura con la esperanza de que la lluvia nos permitiese realizar la ruta. Y así fue. Si bien a media mañana nos tuvimos que proteger por la ligera llovizna que caía, el resto fue una mañana cubierta pero sin lluvia y con muy buena temperatura. Avistamos, antes de llegar a la “Chorrera del Covacho”, un buitre justo encima de la piedra del cerro. Avanzamos paulatinamente ascendiendo entre piedras hasta llegar hasta él. Pudimos deleitarnos con los monoculares de la observación del animal. Al acercarnos un poco más emprendió el vuelo junto con otros tres buitres dejándonos boquiabiertos por un instante con su esplendoroso vuelo. Las vistas panorámicas y la tranquilidad propia de estos parajes culminaron en lo que sería una mañana muy completa: ejercicio físico, naturaleza y buena compañía.