LA VILLA

En la Biblioteca Nacional existe el manuscrito Nº 11.265 que recoge la licencia que en 1546 se concede a Álvaro de Mena para establecer un molino de cubo en el río Guadarrama. Esto originó el topónimo por el que los serranos empezarían a conocer este término con el nombre de LOS MOLINOS, que linda con Cercedilla, Collado Mediano, Guadarrama y El Espinar.

El municipio se fue poblando por  pastores de cabras y ovejas, interesados por los pastos y varias familias de molineros atraídos por el río Guadarrama. La economía de subsistencia con una agricultura muy pobre y aprovechamiento forestal consistente en “cazar, cortar leña y hacer carbón”.