El agua como motor económico y social en la Villa

El rio Guadarrama nace en el Valle de la Fuenfría a 1900 m de altitud y  es afluente del Tajo donde desemboca después de 131,80 km. Recorre las provincias de Madrid y Toledo. Su curso medio se encuentra protegido dentro del Parque Regional del Curso Medio del rio Guadarrama.

El origen del término Guadarrama  del árabe  وادي الرّمل = Wādī-r-Raml, guadiarrámel,es el más aceptado, traducido como rio de arena.

Otros sostienen que proviene del latín AQUA-DIVERGIA, sustituido por el neologismo AGUA DRAMA – separación de agua-, utilizada por los romanos para nombrar el punto divisorio de las aguas de la Sierra de Guadarrama, unas hacia el Duero, otras hacia el Tajo.

Dos vías de comunicación y transporte favorecieron el desarrollo del pueblo y la economía de sus gentes; por una parte el Paso de la Fuenfríay el camino, antigua calzada romana,  que unía la Castilla Vieja con las tierras al sur del Sistema Central y por otro las cañadas de trashumancia de ganado, amparadas por los  privilegios de La Mesta. Igualmente fomentó un nuevo tipo de urbanización que convirtió a los molinos en un lugar de descanso durante el verano para las clases medias y altas procedentes de Madrid.

Un tramo de la Cañada Real de merinas atraviesa Los Molinos, uniendo la Cañada de la Vera de la Sierra o Soriana Occidental con la Real Segoviana. Es conocido el “Pasadero de las Merinas”, cerca de la Peña del Arcipreste, lugar por donde entraba el ganado a Los Molinos donde había un descansadero, para continuar hacia Collado Mediano. Pilar Nogales aporta más información en La Mesta y la Cañada Real Segoviana. Nº 206 A.S. 2016 y Caminos, cañadas y veredas de  Emilio Criado 2002.

Con los nuevos asentamientos de población se construirán alrededor de una decena de molinos de agua entre los núcleos de Cercedilla y Guadarrama, que transformarán en harina todos los cereales llegados de las cercanías e incluso de Segovia, en carretas tiradas por caballerías.

Molino de rodezno

El último molino y el último molinero de José Miguel García Oliva sobre testimonios de Adolfo Martín Mena.

Molino de Majarrodilla Evaristo Prieto. Despierta Los Molinos 2018


Los molinos de cubo serán corrientes  en la España del XVI. Entre ellos cabe destacar, el de la Casa de la Compaña del Monasterio de El Escorial, hoy desprovisto de maquinaria. Su arquitecto, Juan de Herrera, también se ocupó de los molinos, interviniendo en el diseño de los molinos “de cubo” de El Escorial, cuyo proyecto definitivo se debe a su discípulo Francisco de Mora y la ejecución al maestro en molinos Alonso Sánchez Cerrudo.   (Extracto del  texto Fernando Represa Pérez)

Posesiones y oficios sobre molinos en el Catastro de la Ensenada 1751:

“A la diecisiete dijeron que en esta Villa no ai de lo comprehendido en ella otra cosa que diferentes Molinos Arineros, sitos en el Rio que atrabiesa esta Jurisdicción y  llaman Guadarrama y son uno que pertenece a S. Jph. Martin Majarrodilla vecino de esta Villa el que tiene arrendado a Pedro Miguel molinero, por su renta annual sobre lo que se remiten a sus relaziones por no poderse considerar otro producto por las muchas quiebras y temporadas que no muelen, ya por defecto de agua o por el de trigo; otro que perteneze a Don Blas de Arebalo Vecino Del Espinar en el que assí mismo estara entendido tiene parte Pedro Robledano, Becino en esta Villa y Molinero en el quien paga su Renta a Don Blas acuya relazión assímismo se remiten en razón de sus productos, por no podersele considerar otro que el de otra Renta por las Razones otras; Otros dos Molinos que pertenezen por mitad a Don Francisco Garcia Carrión y Don Jph. Benito  menor que estan juntos y los tiene a renta Jph. Herranz Molinero sobre cuio producto se remiten assímismo a otras Relaziones por no poderseles considerar mas utiles que el de otra renta por las razones notadas; Otro que perteneze ael Común desta Villa que le tiene en Renta Francisco Jaque quien paga Cinqta. fanegas de trigo en cada año que es el producto quedo; y otro que perteneze a los Hered. de Ana Herranz ya difunta que son Sebastian y Jph. Martín Herranz vecinos de esta Villa, a Gabriel Martín que lo es de Guadarrama y otros ausentes, el que tiene Arrenta Pastor Aparicio Molinero quien paga su Renta annual a cuias relaziones se remiten por no poderseles considerar otro útil que la Razones expresadas. Cuios Molinos Corrientes, y ademas ay otro destruido que perteneze a Don Joseph Martín Majarrodilla que no produce Renta alguna ni puede producir interin no se redifique.”

El Censo de Floridablanca en 1786 cita 4 molineros.

El aprovechamiento de las aguas del río Guadarrama, era una de las bases clave de la economía y forma de vida del pueblo; constituyó un proceso muy complejo, pues debía equilibrar los intereses de los diferentes usuarios, molinería, riego de huertas y riego de prados, a su vez generaba conflictos con Cercedilla y Guadarrama por el aprovechamiento común del río. Las desavenencias fueron constantes hasta que un pleito ante la Real Chancillería de Valladolid, que se alargó a lo largo del siglo XVII, acabó con la hegemonía de Guadarrama en la gestión, estableciéndose un sistema rotatorio en la responsabilidad. En cada pueblo se recogían en bandos y reglamentos, las normas que regían la limpieza de las caceras, los rígidos turnos de riego y la designación y criterios de actuación de los guardas, cuyo delicado trabajo, estaba sujeto a duras sanciones en caso de incumplimiento o parcialidad en sus actuaciones.

Más adelante, en los años 50 del siglo XX el rio Guadarrama favorecerá otro motor económico y social en Los Molinos, la construcción de la piscina de Los Molinos, de Evaristo.