La Policía Local de Los Molinos evita la ocupación de una vivienda gracias al aviso de un vecino

La actuación ha sido posible gracias a la colaboración vecinal.

La Policía Local ha evitado esta mañana la ocupación de una vivienda en nuestro municipio. En la actuación ha resultado fundamental tanto la colaboración vecinal como la rápida intervención de los agentes.

Sobre las 9:00 h., un vecino se puso en contacto con la Policía Local para alertar de movimientos sospechosos en un inmueble. Según el relato del ciudadano, durante la noche pasada había oído ruidos y avisado al 112.

Desde la Jefatura de Policía se ha enviado a la patrulla al lugar y se han localizado a una familia en su interior, al no haber pasado ni siquiera 24 horas desde la entrada a la vivienda se ha procedido a expulsarles del lugar, ya que no tenían permiso del propietario, con el cual los agentes han mantenido los contactos oportunos. Tras lo sucedido, este ha acudido para asegurar el inmueble.

El Ayuntamiento de Los Molinos se congratula de la rápida actuación de la Policía Local y agradece la colaboración ciudadana y la inmediata puesta en conocimiento de los hechos.

Para posibilitar una rápida actuación por parte de Policía Local o Guardia Civil, es importante avisar con inmediatez, de forma que las personas que intenten ocupar una vivienda no lleguen a consumar la misma.

Así mismo, desde el Ayuntamiento recordamos la importancia de que todos aquellos titulares de vivienda que por diferentes circunstancias se encuentran temporalmente deshabitadas comprueben el cierre correcto de puertas y ventanas, además de visitar los inmuebles con asiduidad, bien ellos o mediante los vecinos o familiares, o en su defecto contratar un sistema de alarma.

Cabe recordar que el área de Seguridad ha intensificado en las últimas semanas las vigilancias en todo el municipio, con una combinación de patrullas a pie y en vehículos, al igual que se han colocado cámaras de video vigilancia en las entradas al municipio. Son medidas que se enmarcan en nuestro compromiso de contar con un pueblo seguro y una policía de proximidad, que esté a pie de calle en contacto directo con los molineros.