Las relaciones del Cardenal Lorenzana

Es un cuestionario de catorce preguntas al que debían contestar los vicarios, jueces eclesiásticos y curas párrocos del arzobispado de Toledo para recabar información de todo tipo sobre la archidiócesis.

 A lo largo de sus preguntas, en las que se abordaban aspectos tan variados como la situación geográfica, situación civil y religiosa, los sistemas de cultivos, la actividad ganadera, las limitaciones climáticas, la comercialización de los productos, la bondad de las aguas dulces y minerales o la enfermedad más común que se sufría cada pueblo. Tampoco faltan las opiniones de los párrocos para mejorar la situación de sus feligreses. Cuestiones que ofrecen una panorámica bastante completa de las características de los pueblos y que permite conocer los rasgos más singulares de cada ciudad, villa, lugar y despoblado.

 

 

Relaciones de Lorenzana, Archivo Diocesano de Toledo, Toledo.

INTERROGATORIO, A cuyos puntos deben responder los Señores Vicarios Jueces Eclesiásticos, y Curas Párrocos, cada uno en su distrito lo que comprehende.

Si es Ciudad , Villa, ó Lugar, á qué Vicaría pertenece, y si es Realengo, de Señorío, ó mixto, y el numero de vecinos.
II- Si es cabeza de Vicaría, ó Partido, Anexo, y de qué Parroquia: si tiene Conventos, decir de qué Orden; como tambien si dentro de la población ó extramuros hay algun Santuario, é Imagen celébre, declarar su nombre, y distancia: asimismo la advocación de la Parroquial.
III- Se pondrá quántas leguas dista de la Metrópoli Toledo, quántas de la cabeza de Vicaría, y quántos quartos de legua de los Lugares confinantes; expresando en este último particular los que estan al Norte, al Mediodia, Levante, ó Poniente respecto del Lugar que responde, y quantas leguas ocupa su jurisdiccion.
IV- Dirá si está orilla de algun rio, arroyo, ó laguna, si á la derecha, ó la izquierda de él baxando agua abaxo: dónde nacen estas aguas, en dónde y con quien se juntan, y cómo se llaman: si tienen Puentes de piedra, de madera, ó Barcas, con sus nombres, y por qúe Lugares pasan.
V- Expresarán los nombres de las Sierras: dónde empiezan á subir, dónde a baxar, con un juicio razonable del tiempo para pasarlas, ó de su magnitud; declarando los nombres de sus Puertos, y en dónde se ligan, y puerden, ó conservan sus nombres estas cordilleras con otras.

VI- Qué Montes, Bosques y Florestas tiene el Lugar, de qué matas poblados; cómo se llaman, á qué ayre caen, y quánto se extienden.
VII- Quándo, y por quién se fundó el Lugar: qué armas tiene, y con qué motivo: los sucesos notables de su historia, hombres ilustres que ha tenido, y los edificios, ó castillos que aun conserva.
VIII- Quáles son los frutos mas singulares de su terreno; los que carece: quál la cantidad á que ascienden cada año.
IX- Manufacturas y Fábricas que tiene, de qué especie, y por quien establecidas: qué cantidad alaboran cada año: qúe artifices sobresalientes en ellas: qué inventos, instrumentos, ó máquinas ha encontrado la industria para facilitar los trabajos.
X- Quales son las Ferias, ó Mercados, y los días en que se celebran: qué géneros se comercian, extraen y reciben en cambio: de dónde, y para dónde: sus pesos y medidas, Compañías, y Casas de cambio.
XI- Si tiene Estudios generales, particulares, sus fundaciones, método y tiempo en que se abren: qué facultades enseñan, y quales con mas adelantamiento, y los que en ellas se han distinguido.
XII- Qual es su gobierno político, y económico: si tiene privilegios, y si erigió en favor de la enseñanza pública algun Seminario, Colegio, Hospital, Casa de Recoleccion y Piedad.
XIII- Las enfermedades que comunmente se padecen, y cómo se curan: número de muertos y nacidos, para poder hacer juicio de la salubridad del Pueblo.
XIV- Si tiene aguas minerales, medicinales, ó de algun beneficio para las fabricas: salinas de piedra, ó agua, canteras, piedras preciosas, minas, de qué metales, arboles y yerbas extraordinarias.
Finalmente todo quanto pueda conducir á ilustrar el Pueblo, y que no se haya prevenido en este Interrogatorio

NOTA
Procurarán los Señores Vicarios fromar unas especies de Mapas, ó Planos de sus respectivas Vicarías, donde pondrán las Ciudades, Villas, Lugares, Aldeas, Granjas, Caserías, Ermitas, Lugares, Molinos, Despoblados, Rios, Arroyos, Sierras, Bosques, Caminos, &c. que aunque no estén hechos como de mano de un Profesor, nos contentamos con sola una idea, ó borron del terreno, porque lo arreglarémos dándoles aquí la última mano.
Esta misma prevencion se hace á los Señores Curas Párrocos, porque me consta hay muchos aficionados á Geografía, y cada uno de estos puede demostrar muy bien lo que hay al contorno de dos leguas de sus Iglesias.

Hace referencia a la escasez y miseria de los cultivos de Los Molinos, de los que se seguía obteniendo trigo mesino (de ciclo corto, es el que corresponde a las regiones frías y con mucha nieve; se sembraba a partir de febrero, siembra de primavera), centeno, cebada, lino y legumbres. La mayoría del término está ocupada por montes y prados, con lo que la preeminencia de su uso antaño era para actividades forestales y ganaderas. De hecho las áreas más apreciadas eran los prados que dan hierba y los prados del monte que dan leña…. De ahí que la principal actividad y ocupación de los vecinos, y lo que les procuraba su sustento fuera la crianza y guarda de sus ganados, especialmente a los bueyes de labor. Refiriéndose a datos de catastros anteriores , cifra en cuarenta y cinco los carreteros  que transportaban 202 partidas, que sumaban 31.004 fanegas de trigo, siendo valorado en 131.098 reales de vellón (Guadarrama transportaban 50.505 fanegas y Cercedilla 1.126). Además de carbón y leña, piedra y otros materiales para las obras públicas.La relación sobre Los Molinos ofrece datos del último año del reinado de Carlos III. El número de vecinos lo sitúa en 101. También indica la existencia de dos caminos: uno más principal, que subía desde Guadarrama a La Fuenfría, y otro que conducía a Collado Mediano

Existen cuatro molinos de agua.

Las cocinas de los molinos, en los que se pernoctaba o se daba una cabezada en muchas ocasiones, eran lugares llenos de vida donde se compartía la comida y el vino contando noticias, relatos e historias de los pueblos vecinos.

Y no digamos de la espera en los pequeños molinos de arroyo donde a veces, debido a la sequía, tenían que esperar los clientes a que se llenara el cubo para poder moler siquiera durante unos minutos.

Se cita en respuestas al Cardenal Lorenzana que en su arroyo “se hallan tres molinos de poco aguante que en los meses de invierno lluvioso hacen muy buena harina, moliendo en lo demás del tiempo sólo la paciencia de sus dueños”.